Fórmula inquebrantable para que sean mejores amigas: odiar a alguien en común.